17

Acéptense unos a otros, como también Cristo los aceptó.
De la carta del apóstol san Pablo a los romanos
15, 1-3. 5-7. 13

Hermanos: Nosotros no debemos buscar agradarnos a nosotros mismos. Que cada uno de nosotros trate de agradar al prójimo, buscando su bien y su crecimiento en la fe. Pues tampoco Cristo buscó complacerse a sí mismo.

Que Dios, fuente de toda paciencia y consuelo, les conceda a ustedes vivir en perfecta armonía unos con otros, conforme al espíritu de Cristo Jesús, para que, con un solo corazón y una sola voz alaben a Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo.

Por lo tanto, acéptense unos a otros, como también Cristo los aceptó para gloria de Dios.

Y que Dios, de quien procede la esperanza, llene de alegría y de paz su fe; y que el Espíritu Santo, con su fuerza, los colme de esperanza.

Palabra de Dios.

Navegación

Enlaces

Novedades:
El boletín parroquial correspondiente a esta semana lo puede encontrar entre los recursos.